miércoles, 20 de abril de 2016

Queridos amigos y compañeros del Lope de Vega.

Después de la comida que hicimos (sábado 16 de abril del 2016) de compañeros del Lope de Vega y después de 42 años sin saber  unos de otros, me he dado cuenta de que la vida se nos va de las manos, muchos de nosotros tenemos hijos con más edad de la que teníamos nosotros cuando dejamos el Lope, otros ya son abuelos y otros más lo serán en breve.
Eso me hace pensar en lo que quiero y no quiero, en este momento de mi vida, después de ver que voy dejando atrás la juventud, es justo ahora cuando me doy cuenta de que no quiero casi nada, tan solo el amor, ternura y compresión de mi santa esposa y mi hijo, la paciente compañía de mis amigos, unas carcajadas, un campo al otro lado de la ventana con su cielo, el reconfortante recuerdo de mis muertos y una buena música que me haga viajar, Así  y con mi conciencia tranquila y limpia es como me gustaría llegar a viejo.




1 comentario:

Angela dijo...

Vaya, no es precisamente la foto de la orla de fin de carrera, pero.. se os ve muy unidos. Enhorabuena por vuestra amistad