domingo, 21 de febrero de 2016

Colores desde el paseo.
Vivos colores invaden mi mirada que como señales de humo viajan con el viento pintando el paisaje de variados matices, es como un sueño que pasa, deja huella y no se desvanece como el viento al despertar. Miro sus colores reflejados en el cielo desde el paseo y mi pensamiento viaja, viaja más allá del entendimiento intentando descifrar cada color y cada tono de lo que veo.