miércoles, 9 de octubre de 2013


Nuevos gigantes de corazón vacío vendrán a competir por el protagonismo de ser proveedores de bienestar y progreso. Es época de nuevo quijotes de bata blanca con modernos molinos.
Verlos... Impone y hace pensar. Así que, un lunes cualquiera empecé a reflexionar, luego otro día de tantos, me miré con los ojos del corazón y vi mi alma deambular. Miré otra vez y descubrí que allí no estaba yo.