sábado, 14 de mayo de 2011

Si hay línea... Te llamaré.


A veces se vive sobre una sutil linea,

es tan facil perder el equlibrio.